Mostrando todos los resultados (4)

Las tintas son un material fundamental para llevar a cabo los trabajos de scrapbooking. Hay una amplia variedad de colores, tiempos de secado diferentes. Para elegir la tinta adecuada, hay que pensar en el tipo de superficie donde tendrá que adherirse. No es igual una tinta para papel que para tela o plástico.

Tipos de tintas para scrapbooking

Las más habituales y demandadas en los mercados son:

  • Las tintas de pigmento suelen tener una base de glicerina y adherirse perfectamente a superficies prosas. En el caso de papeles que tengan una terminación brillante, no son las más adecuadas. Estas tintas se secan lentamente y la durabilidad de los colores que aportan es larga.
  • La tinta para marcas de agua suelen ser translúcidas y también de secado lento. Su uso principal, como su nombre indica, es para marcas de agua o embossing, aplicadas con calor.
  • Tintas con base de tizas. Similares a las tintas de pigmento, ofrecen un acabado suave y su uso es ideal para combinar con sellos. Aunque pueden integrarse en diferentes tipos de material, los acabados son mejores en el caso del papel, el cuero y la madera.
  • Las tintas de base acuosa tienen un secado rápido y también son muy duraderos. Son ideales, por ejemplo, para el envejecimiento de papeles y fotografías. Se usan en todo tipo de superficies, aunque es preferible que no sean superficies oscuras.
  • La tinta con base solvente también se seca muy rápido y es duradera. Ideales para superficies lisas y semi porosas.