Embossing para scrapbooking

¡Dale volumen, textura y relieve a tus proyectos de scrap con la técnica de embossing!

El embossing es una de las técnicas empleadas con mayor frecuencia en scrapbooking ya que se utiliza para conseguir resultados originales, únicos y atractivos. Suele denominarse “hacer repujado” y “hacer papel gofrado”. ¡Continua leyendo para saberlo todo sobre esta técnica!

Un blog lleno de ideas Y el catálogo completo
-20%
Agotado
2,99  2,39  IVA incl.
-20%
Agotado

Embossing

Embossing Magic

6,99  5,59  IVA incl.
-20%
2,99  2,39  IVA incl.
-20%
Agotado
2,99  2,39  IVA incl.
-20%
Agotado
20,85  16,68  IVA incl.
-20%
4,99  3,99  IVA incl.
-20%
4,99  3,99  IVA incl.

¿Para qué sirve el embossing para scrapbooking?

Utilizando la tinta transparente y tus sellos preferidos aplicarás después los polvos de embossing. Para retirar el sobrante de polvos basta con dar un par de suaves golpes contra la superficie de trabajo del papel o bien utilizar un pincel.

Una vez hecho esto generas calor con una pistola de aire caliente, los polvos se derriten y crearás un efecto mágico, único y personal para tu scrapbook. Es importante tener en cuenta que el aire que sale de la pistola es muy caliente, por lo que la pondremos a una distancia adecuada del papel, con el fin de no quemarlo.

Materiales que necesitas para hacer embossing

Para dar relieve a tus proyectos mediante esta técnica muy utilizada de scrapbooking, vas a necesitar:

  • Una tinta de secado no muy rápido. Tiene que darte tiempo a aplicar los polvos.
  • Polvos de embossing (los hay de muchos tonos y colores, opacos, metalizados, finos, etc.).
  • Una pistola de calor, de las que generan poco aire y mucho calor. Lógicamente, si utilizas algo así como tu secador, el aire provocará que los polvos salgan volando.
  • Un poco de polvo antiestático, para eliminar la electricidad estática del papel soporte y que la tinta de embossing y las motas de polvo no se adhieran en el lugar inapropiado.